¿Es malo tener el smartphone a la vista?

0
¿Es malo tener el smartphone a la vista?

Tener el móvil a la vista nos hace más tontos. Esta es la conclusión de un estudio de la Universidad de Texas publicado al ‘ Journal of the Association for Consumer Research’, que concluye que sólo ver el móvil mientras se hace otra actividad ya se reduce la capacidad cognitiva y de procesamiento de la información.

El estudio explica los resultados de dos experimentos realizados con 800 usuarios de ‘smartphone’. Los experimentos consistían en una prueba que requería una alta capacidad de concentración, y se puso de manifiesto que la capacidad intelectual de los sujetos mejoraba significativamente si el teléfono se encontraba en otra habitación mientras hacían el examen. Los participantes que lo hicieron con el móvil en el bolsillo o a la bolsa también superaron en puntuación los que hicieron la prueba con la ‘smartphone’ encima del escritorio, a pesar de que menos que los que lo mantuvieron en otra sala. Según los investigadores, no hace falta ni que el móvil esté encendido: basta con que esté apagado y boca abajo en el escritorio para afectar las capacidades intelectuales. La simple visión del teléfono induce un efecto que ellos denominan “fuga de cerebro”.

Una distracción constante

El motivo de esta disminución de las capacidades es la distracción que causa tener el móvil a la vista, debido a la tentación de mirarlo. A medida que el teléfono inteligente se hace más notorio, la capacidad cognitiva disminuye, lo cual se debe de al hecho que, a pesar de que la mente consciente no está pensando en el teléfono, hacemos un proceso para no pensar que consume algunos de nuestros recursos cognitivos, que son limitados. Según el estudio, el mismo proceso que hacemos para estar atentos lo usamos para otros procesos cognitivos, y por lo tanto se reduce el rendimiento de la mente en muchos aspectos.

La buena noticia es que nuestras facultades cognitivas vuelven cuando dejamos el teléfono fuera de la vista. El estudio, por lo tanto, constituye una evidencia empírica del hecho que es importante esconder el teléfono móvil cuando queramos estar concentrados en algo, ya sea en el trabajo como cuando conducimos o mantenemos una conversación con amigos y familiares.

LEAVE A REPLY